René Gerónimo Favaloro nació en La Plata el 12 de julio de 1923, hijo de Juan Bautista Favaloro y Geni Ida Raffaelli, carpintero y modista respectivamente. Favaloro fue un docente, escritor y sobre todo médico cardiocirujano que enorgulleció al país perfeccionando la técnica quirúrgica conocida como “By Pass coronario”. Apasionado por crear una Argentina más justa con una sociedad más involucrada, este hombre de Cáncer que no sabía reír se quitó la vida, angustiado por las deudas, paradójicamente con un disparo en el corazón el 29 de julio del año 2000.

Hobbies y pasatiempos

Apesadumbrado y disconforme con la actitud de la gente de dividir hasta el límite de la necedad, René Favaloro dijo: “El fútbol es una pasión, pero también una representación de esta sociedad. Las barras bravas, los dirigentes, esto de nombrar excepcionalmente a un jugador de un cuadro chico. El cuadro de Bilardo, el cuadro de Menotti, el cuadro de…qué sé yo quién”. Favaloro era hincha confeso de Gimnasia y Esgrima de La Plata, al que alentaba desde la tribuna cada vez que podía al grito de “¡Gimnasia, Gimnasia, Gimnasia! ¡Goles, goles, goles!”.

Religión y creencias

Hijo de padres longevos y católicos, René Favaloro se mostraba descreído de la vida después de la muerte. Al respecto confesó: “Todos nos vamos a morir. No tengo miedo: me codeo con la muerte todos los días. Mi madre murió a los 91 años, mi padre a los 86; pero eso no quiere decir nada. A pesar de venir de una familia profundamente católica, creo que ”Chau, bueno, se terminó para siempre”. Por eso cada día hay que tratar de hacer lo mejor para uno, la familia y la sociedad. Lo que va a quedar es el recuerdo“.

Hechos relevantes en su vida

Asediado por las millonarias deudas del Programa de Atención Médica Integral (PAMI) con la Fundación Favaloro que la entidad estatal tenía desde el año 1994 y que no fueron cobradas porque la condición era que “hubiera un retorno”, eufemismo de cohecho. Situación a la que se le sumaron las estériles reuniones con sindicalistas corruptos, tales sus propias palabras, y las  “cartas desesperadas a entidades nacionales, provinciales, empresarios, sin recibir respuesta”, es que decidió, de manera tranquila, suicidarse.

A mi familia en particular a mis queridos sobrinos, a mis colaboradores, a mis amigos, recuerden que llegué a los 77 años. No aflojen, tienen la obligación de seguir luchando por lo menos hasta alcanzar la misma edad, que no es poco. 
Una vez más reitero la obligación de cremarme inmediatamente sin perder tiempo y tirar mis cenizas en los montes cercanos a Jacinto Arauz, allá en La Pampa.
Queda terminantemente prohibido realizar ceremonias religiosas o civiles
”.

Curiosidades

Favaloro integró por poco tiempo la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) que había creado el presidente Raúl Ricardo Alfonsín, renunciando a ella porque tal comisión no investigaría a los grupos guerrilleros.

Frases que se le atribuyen

¿Qué es el corazón? Es un órgano que  hace bum…bum  y bombea la sangre, para que circule; es sólo un pedazo de carne y hasta puede ser un alimento” le confesó Favaloro a la periodista Cristina Castello.

No pasaría nada si cerraran las facultades de Medicina y de Derecho, porque hay médicos y abogados a rolete”, luego de que se hiciera pública esta frase pediría disculpas por la gran cantidad de críticas que recibieron sus dichos. Al respecto aseguró que era producto de “una información totalmente parcializada y distorsionada” por parte de la prensa, pero que servía para establecer un debate sobre la educación pública.

Alguna vez en un acto académico en USA se me presentó como a un hombre bueno que sigue siendo un médico rural. Perdónenme, pero creo, es cierto. Espero que me recuerden así”, estás son algunas de las tantas líneas llenas de dolor que escribió el 29 de julio de 2000 momentos antes de quitarse la vida.

Parejas / Romances

El 18 de noviembre de 1950, René Favaloro se casó con su novia de la secundaria, María Antonia Delgado. El matrimonio duró hasta el fallecimiento de ella en el año 1998 y no tuvieron hijos.

En el año 2000, el prestigioso cirujano hizo público su noviazgo con Diana Lucía Truden, 46 años menor que René.