El Papa Francisco cuyo verdadero nombre es Jorge Mario Bergoglio, nació el 17 de diciembre de 1963 en Buenos Aires, más precisamente en el barrio de Flores. Su signo es Sagitario y es el mayor de cinco hermanos.
Como sumo pontífice de la iglesia católica representa y guía a millones de católicos en todo el mundo despertando cariño y admiración por su condición de hombre sencillo que ni bien fue investido como Papa dio pruebas concretas de cuál sería el estilo de papado que iba a aplicar. Sin embargo, en Argentina, las aguas se dividen en partes iguales entre quienes lo quieren y quiénes no, por cuestiones políticas propias del país.

Hobbies y pasatiempos

Como buen argentino, Francisco adquirió el hábito de tomar mates y ser ferviente hincha del Club Atlético San Lorenzo de Almagro, aunque no ve los partidos por TV ni por internet. Ambos pasatiempos destacan en su vida como una muestra más de la sencillez que lo caracteriza a Francisco ante el mundo entero.
Tanto se emparenta la imagen del Papa Francisco con el mate, que cada visitante que va a Roma desde la Argentina siempre le lleva un mate como fue el caso de la ex presidenta Cristina Fernández.

Religión y creencias

El Cardenal Bergoglio eligió el nombre de Francisco en claro homenaje a San Francisco de Asís reconocido por los católicos como un hombre sencillo que dedicó su vida a los más pobres.
La imagen de simpatía, austeridad y compromiso del Papa Francisco lo emparenta en gran medida con Juan Pablo ll, a quien se conoció como el Papa viajero.
Ambos en su momento, tuvieron la tarea de pacificar un mundo en crisis.

Hechos relevantes en su vida

Sin dudas en la vida del cardenal Jorge Mario Bergoglio un hecho histórico y trascendental significó haber sido nombrado Papa en el año 2013 sucediendo de esta manera a Benedicto XVl quien había renunciado a su cargo. Francisco es el primer Santo Padre latinoamericano de la historia de la Iglesia Católica.
Ya en el año 2005 el Cardenal Bergoglio había pedido a sus pares que no lo votaran para ser nombrado Papa, ocasión aquella en la que eligieron al alemán Joseph Aloisius Ratzinger, Benedicto XVl.

Curiosidades

Por una promesa que realizó a la Virgen del Carmen, Francisco no mira televisión desde el año 1990 y se entera de cómo va San Lorenzo en el fútbol por un guardia suizo que todos los lunes le deja un papel con los resultados y la posición que el club argentino tiene en el torneo.
Otra curiosidad es que Francisco necesita, religiosamente, dormir 40 minutos mínimo después del almuerzo. La siesta, forma en que se conoce este hábito, no la dejó de lado ni siquiera la vez que fue a visitar a los presos de la cárcel de San Vittore en Milán donde luego de almorzar con los reclusos se acostó un rato para recuperar fuerzas.

Frases que se le atribuyen

Muchas son las frases que el sumo pontífice dice a diario y que merecen ser guardadas para la posteridad por una singular cantidad de aspectos. Sin embargo dos lo resumen a la perfección y son: “Hagan lío” y “Recen por mí”.

La primera de las frases la dijo en una misa en Paraguay donde había muchos jóvenes presentes. La intención de Francisco es que con libertad y compromiso los jóvenes se decidan a hacer cosas con esperanzas. En ese contexto afirmó “Hagan lío, pero también ayuden a arreglar y organizar el lío que hacen”.

Recen por mí, pide Francisco cada vez que habla en público. Según el mismo explicó a la prensa, necesita interiormente que lo sostenga la oración del pueblo para no equivocarse en sus acciones y decisiones.

Romances

Jorge Mario Begoglio de niño, antes de ingresar al seminario, tuvo una novia en el barrio de Flores que se llama Amalia. Amalia al enterarse del nombramiento de Bergoglio contó a los medios que a los doce años, el Papa Francisco le dijo “si no me caso con vos me hago cura”.