Moria Casán, la one,  cuyo verdadero nombre es Ana María Casanova es una artista argentina de aquellas que no es fácil de catalogar por la gran cantidad de tareas que realiza y todas con mucha pericia. Nacida el 16 de agosto de 1941 en Buenos Aires, esta actriz, conductora de televisión, vedette y empresaria es del signo de Leo.

Religión y creencias

Moria Casán aseguró que, como ex alumna formada en escuela católica, cree que las religiones en general son grandes lavadoras de cerebro. Como contrapartida afirma creer en el universo y la energía de las personas sin importar cuál es el dios en el que creen. En el programa de televisión Podemos Hablar conducido por Andy Kusnetzoff, Casán dijo que se define a sí misma como ni atea ni agnóstica, y que nunca aceptó la idea católica de decir por mi culpa, motivo por el cual ella siente que es verdaderamente feliz.

            

Hechos relevantes en su vida

Moria Casán debutó en la obra Cuando la abuelita no era hippie de Carlos Petit casi por casualidad debido a que había ido a ver la obra con un amigo que fue quien le presentó al director y éste se quedó deslumbrado con la figura de la por entonces estudiante de abogacía.

En el programa de la obra, y por cuestiones de espacio, el apellido de la vedette había sufrido un corte que la sorprendió y maravilló al mismo tiempo. Así fue como Casanova se convirtió en Casán.

En el año 2012 publicó su autobiografía en la que se la ve sin cabello. La conductora explicó que la tapa muestra su atributo más valioso: la cabeza. Sobre el libro Moria afirmó “El pasado dice quiénes fuimos y de alguna manera explica por qué estamos donde estamos. Decidí recorrerlo para escribir estas me…morias. Tuve una vida extraordinariamente intensa y es momento de revelarla”.

Otro hecho importante en la vida de la actriz se dio en Paraguay cuando estuvo presa acusada del robo de unas joyas del joyero Armando Benítez.

 

Frases que se le atribuyen

Moria Casán ha dicho de sí misma que tiene la lengua karateca, frase a la cual le ha hecho homenaje cada vez que lo ha necesitado.

“Si querés llorar, llorá”, esta frase se hizo famosa en una época complicada de Argentina pos crisis, Moria conducía un Talk Show llamado Entre Moria y vos en el cual más de una vez las cosas terminaban en lágrimas y agresiones.

“Se cuelgan de mis tetas”, esta sentencia de la diva es producto de que muchas personas, que quieren lograr un momento de atención por parte de la prensa, la han mencionado indiscriminadamente para lograr más impacto y que el fulgor de sus apariciones sea, por lo menos un instante, más duradero.

¿Qué se puede esperar de un burro más que una patada? Cuando Moria Casán era jurado del programa Bailando por un sueño en el que se destacaba el boxeador cordobés Fabio La Mole Moli quien se ganó al público por su simpatía y la brusquedad con la que dice las cosas.

 

Curiosidades

Playa Franka fue un emprendimiento pionero de Moria Casán, allá por los años ´90, en el que se les permitía a las mujeres hacer topless. Entre las habitúes de la playa nudista se encontraban mujeres desconocidas que gustaban de la propuesta y otras que buscaban cautivar a las cámaras y ganar su minuto de fama como fue el caso de Yanina Zilly y Flavia Miller.

 

 

Parejas / Romances

Moria Casán ha contado que es una mujer que necesita ser penetrada por lo que nunca faltan hombres en su vida a los cuales la diva catalogó como sex toys. Más allá de estos amantes o compañeros ocasionales, la conductora ha tenido parejas y maridos que lograron marcar su vida como es el caso del director y actor Mario Castiglione. Para Moria, este era su tercer matrimonio y con el cual tuvo a su única hija, Sofía Gala Castiglione.

Otras parejas importantes en la vida de Moria Casán fueron Luis Vadala y Xavier Ferrer Vázquez. Con el primero estuvo casada por más de 10 años aunque todo terminó de manera escandalosa. Luego de Vadala vino Ferrer Vázquez con quien estuvo cuatro años, pero este fue solo una pareja de hecho que en el año 2015 le ganó un juicio millonario a la vedette.