Graciela Alfano, cuyo nombre completo es Graciela Inés Alfano Casanova, nació un 14 de diciembre de 1952, en la provincia de Buenos Aires. Siendo del signo zodiacal Sagitario, se dedicó a a la actuación, destacándose como conductora y vedette. Además, trabajó como modelo y siendo la cara visible de importantes marcas. Tiene tres hijos y se la ha asociado románticamente con hombres y mujeres.

Hobbies y pasatiempos

Uno de sus pasatiempos predilectos es pasar los veranos en Carlos Paz, Córdoba. Graciela Alfano asegura que allí encuentra tranquilidad y disfruta de la vista, puesto que la inspira para leer y dibujar.

Religión y creencias

Si bien la ex vedette no ha hablado públicamente de sus creencias religiosas, no son pocos los colegas y conocidos que afirman que practica la brujería. De hecho, estuvo relacionada más de una vez con este tipo de credo y en medio de declaraciones cruzadas por supuestos trabajos mágicos realizados en contra de sus principales rivales en el mundo del espectáculo.

Hechos relevantes en su vida

Corría el año 1971 y Graciela Alfano era estudiante de Ingeniería Civil cuando “Gente”, una prestigiosa revista sobre espectáculos, la eligió como Miss Siete Días. Esto signó el inicio de su carrera como modelo, ya que le aportó un gran impulso que la hizo quedarse con la corona de Miss Belleza Panamericana. Un año más tarde consiguió un papel en la tira diaria “Mi amigo Andrés” para luego explayarse en cine nacional, logrando elaborar una trayectoria fílmica bastante abultada en el género de la comedia. Esta actividad se extendió hasta la década del 80.

A lo largo de todo 1990 se dedicó a los escenarios teatrales encabezando distintas compañías de revista y también participó en algunas telenovelas que son recordadas hasta el presente por el éxito arrasador que tuvieron. Por si fuera poco, Alfano condujo un programa sobre el mundo de los famosos y artistas.

Otro de sus roles más preponderantes frente a la cámara televisiva fueron sus repetidas sillas como jurado en “Bailando por un Sueño”. Gracias a esto se volvió totalmente mediática y popular, aunque su imagen se vio muy afectada cuando debió enfrentar un juicio por un sospechado vínculo amoroso con el dictador Massera.

Curiosidades

En en el 2001, Graciela Alfano obtuvo 14 Premios Carlos, incluido el de oro, por la puesta en escena de “El boom de la Alfano”.

La conductora es conocida por haber entrado a diferentes eventos sin ser invitada. Por ejemplo, a la entrega de premios Martín Fierro y al hotel Four Seasons.

Sus peleas mediáticas más recordadas son las que protagonizó junto a Aníbal Pachano, Silvina Escudero y Matías Alé.

Frases que se le atribuyen

“Cuando estoy desayunando, le hablo a las tostadas” es una frase memorable de la actriz, aunque después de todos los chistes que generó, se encargó de aclarar que no está loca, que nunca conversó con la comida y que fue una humorada.

“Matías es una persona muy buena, lo único que quiere es que lo quieran”, fue una de las sentidas declaraciones que hizo Graciela sobre su ex pareja.

“No te tengo miedo, sos sólo un pibe que se mete en la cama de otros. Hacé lo que quieras, porque acá te encontraste con una pared”, fue una respuesta que dio Graciela Alfano a Jorge Rial cuando éste la acusó de haber tenido relaciones con el dictador Emilio Massera.

Parejas / Romances

La primera pareja oficial de Graciela Alfano fue Andrés Ruskowski, con quien tuvo a su primer hijo, Nicolás Ruskowski. Años después contrajo matrimonio con Enrique Capozzolo, un empresario más que reconocido en el sector de la agricultura y acusado de haber aprovechado negociados en la dictadura. Con él tuvo a sus otros dos hijos, Francisco y Gonzalo.

Sin embargo, el romance que más se mantiene en la memoria del público es el que sostuvo con el comediante Matías Alé a lo largo de ocho años, ya que la ruptura acarreó todo tipo de escándalos. A pesar de esto, logró rearmar su vida amorosa junto a un estadounidense llamado Matthew McConaughey.

También hubo rumores que la asociaron con deportistas, hombres fuertes de la política y empresarios. Incluso se la ha tratado de vincular con mujeres de la farándula. Lo único confirmado por ella misma fue un amorío pasajero con el ex presidente Carlos Menem.