dolina pibeAlejandro  Ricardo “el Negro” Dolina, nació bajo el signo de Tauro el 20 de mayo de 1944 en Baigorrita, Buenos Aires, aunque se crió en la localidad porteña de Caseros. Podemos definirlo como la personalidad argentina más completa en relación al arte: es escritor, conductor de radio y televisión, actor, cantor,  compositor y arreglador musical. Y aunque en el aeropuerto cuando debe completar profesión señala lacónicamente “empleado”, todos sabemos que es nuestro último gran poeta.

Hobbies y pasatiempos

Más que hobbies podemos hablar que nuestro poeta tiene pasiones y entre ellas, sin lugar a dudas, su gran amor es la radio, aunque el Negro asegura que desde su juventud se ha formado para escribir, contar y relatar historias. Afirma que la mejor y única manera de prepararse para ello es leyendo, con lo que podemos concluir que es un ávido lector.

En la actualidad está presentando su libro La Venganza será terrible, 30 años en él presenta historias, anécdotas y recuerda a diferentes personas que acompañaron su programa de radio durante más de tres décadas.

Dolina JovenReligión y creencias

Con relación a la religión, en diferentes entrevistas ha señalado el temor al paso del tiempo y la muerte, y la irremediable incredulidad en el más allá. Sin dejar el humor de lado nos regala la siguiente frase: “No he tenido un encuentro con Dios que me haya hecho abandonar mi vida de pecado. Por suerte”.

Idiología política

Alejandro Dolina siempre ha defendido sus posturas, se declara más cercano a las izquierdas, pero con una clara defensa de las libertades individuales. Es un confeso simpatizante del kirchnerismo, aunque no ha tenido reparo en declarar lo incomodo que se sintió al revelarse los casos de corrupción que se le descubrieron  al gobierno saliente.

Romances que se le conocen

Alejandro Dolina tiene un marcado empeño por mantener su vida privada en la más celosa intimidad. Durante una entrevista de la revista Veintitrés en el año 2007, el periodista Gonzalo Sánchez le consulta al Negro sobre su preferencia en relación a la edad de sus acompañantes femeninas:

dolina y vedette

– ¿Y las mujeres?

– Las mujeres bien.

– ¿Tiene debilidad por las chicas jóvenes?

– No. Tengo debilidad por la belleza, y la belleza, en general, es joven. No es que tenga debilidad, sucede así.

 

Hechos relevantes de su vida

Desde muy joven se interesó por estudiar música y filosofía, también comenzó a cursar Derecho, aunque no llegó a concluir la carrera. A los 22 años conoció a Manuel Evequoz quien luego inspirara a uno de sus más entrañables personajes: Manuel Mandeb. Es también el responsable de acercarlo a los medios, ya que le consiguió su primer empleo en una agencia de publicidad.

Entre sus obras podemos citar a Crónicas del Ángel Gris del año 1987, donde introduce las historias escritas desde 1978 en la revista Humor. Publicó El libro del Fantasma en 1999, Bar del Infierno en 2005, y Cartas marcadas en 2012 introduciéndose al género novelístico.

Dolina en la radio Dolina sonriendo

Frases de Dolina

Hablando sobre el rol que la música tiene en su vida y el espacio que en su programa se le da a las improvisaciones, Dolina afirma: “Cantamos todos los días porque somos cantores, porque yo soy cantor. Soy un músico, además de un tipo que escribe historias. La narrativa y la música son los contenidos centrales de La venganza será terrible”.

Ante un término que es controversial Dolina dispara: “Discriminar es también pensar” el Negro plantea que “uno cuando piensa no hace otra cosa más que discriminar, separar una cosa de la otra, advDolina firmando librosertir la multiplicidad del universo, dividirlo en subpartes, para su mejor estudio y comprensión”.

Reconociendo el importante lugar que tienen como musas inspiradoras y sin dejar el humor de lado Dolina dice: “Las mujeres son la causa de todas las acciones de los hombres. Hablo porque hay mujeres escuchándome…”.

Y dos frases imperdibles del creador de la opereta criolla Lo que me costó el amor de Laura son: “Siempre es recomendable recorrer la vida a contramano” y “Si nos espera el olvido, tratemos de no merecerlo”.

Pero sin lugar a dudas las frases más relevantes en relación a Dolina son las de su audiencia: el sentimiento general que las aúna es el de agradecimiento y admiración.

Muchos clasifican a Dolina como un representante del humor inteligente, el mismo Alejandro en relación a ello, afirma: “El humor es sal, por eso hay que usarlo poco, pero hay que usarlo. Yo no podría escribir sin humor, pero tampoco podría escribir libros destinados únicamente a hacer sonreír”.